Un perfume oriental y goloso.

Se compone de tres facetas: Una nota poderosa, persistente, embriagadora, con una faceta voluptuosa, de feminidad envolvente y misteriosa. Una segunda faceta golosa, deliciosa, que despierta los sabores y recuerdos de la infancia. Y una tercera traza celeste, con notas de viento, de cielo y de espacios infinitos.

Con esta fragancia tu casa se convertirá en un poderoso llamador de ángeles que le aportará plenitud, serenidad y elegancia a tu hogar.

Notas de salida: Bergamota, bois de rose.
Cuerpo: Frutos rojos, nubes de algodón, praliné, chocolate.
Fondo: Pachuli, vainilla, cedro, almizcle blanco.

Las Esencias de Boles d’olor en su estado más puro. Formuladas especialmente para ser utilizados con el nuevo Brumizador de Boles d’olor y convertirse en micro gotas de puro placer olfativo que ambientarán instantáneamente tu hogar. La tecnología de micronización en frío permite que el perfume se perciba con todo su esplendor y sutileza, sin cambios ni alteraciones.