Es el emblema nacional de Polinesia, donde se ofrece al viajero esta flor, con su exuberante fragancia solar, marina y floral. En estas islas llenas de fragancias exóticas, de aguas turquesas, en el corazón del Pacífico, se encuentra esta flor delicada y cautivadora. ¿A qué huele? A gardenia, a ylang, a preciosos jazmines, a almizcle y a exóticas vainillas. Huele también a aventura, a aire libre. Su fragancia evocadora iluminará tu entorno y te transportará a lugares paradisíacos en los que reside la belleza.

Olores:

Notas de salida: Neroli, agua marina, pimienta rosa.
Cuerpo: Ylang ylang, nardo, jazmín, gardenia.
Fondo: Almizcle, ámbar, vainilla, nuez moscada, cardamomo.

Las Esencias de Boles d’olor en su estado más puro. Formuladas especialmente para ser utilizados con el nuevo Brumizador de Boles d’olor y convertirse en micro gotas de puro placer olfativo que ambientarán instantáneamente tu hogar. La tecnología de micronización en frío permite que el perfume se perciba con todo su esplendor y sutileza, sin cambios ni alteraciones.

Pueden utilizarse también como Concentrado de Perfumes para revitalizar potpourris, para perfumar cerámicas, y en una gran variedad de aplicaciones.